WHISTLER-BLACKCOMB, una de las mecas del esquí mundial!!!

Como uno de los organizadores de viajes de nuestro humilde club de esquí  (Blackslope-ski club), voy hacer un breve relato sobre nuestra incursión en Whistler el pasado Enero 2011.

Con nuestro club organizamos todas las temporadas viajes, pero hacemos uno especial por temporada al cual dedicamos mas esfuerzos en su preparación y logística. En años anteriores hemos estado en estaciones como Avoriaz, Meribel, etc… y el año pasado cuando volvíamos de Tignes, empezamos a comentar que el año próximo iríamos a una de las mas famosas estaciones del mundo, Whistler!!!, y en ese preciso momento, es decir , un año antes empezamos a preparar nuestro próximo viaje.

Como es lógico en un viaje de estas características, se empieza a ver posibles agencias locales, comparar precios, mirar las fechas mas adecuadas, organizar vuelos, etc.
Después de mucho pensarlo nos decidimos por la ultima semana de Enero y que el viaje durase unos 9 días en total.

El viaje:

Para ir a Whistler el itinerario a seguir mas directo es coger un avión Madrid/Londres (2 horas) y luego un Londres/Vancouver (9 horas), en Vancouver nos vinieron a buscar la gente de la agencia local que contratamos y nos traslado a Whistler en un minibus (2 horas), el viaje debido a la diferencia horaria (8 horas) parece mas corto ya que salimos de Madrid a las 9:00 y llegas a las 17:00.

Estancia:

Éramos 7 personas y fuimos alojados en 2 pisos muy juntos el uno del otro, esto fue debido a que no había disponibilidad de que estuvieran en la misma urbanización los dos por lo que no estaba en Stone Creek Northstar y el otro en Stone Creek Lagoons, ambos pisos eran estupendos, muy amplios con camas individuales enormes, nada de literas, salón amplio y baño de verdad, en definitiva todo un apartamento, no como los zulos donde nos meten los franceses cuando visitamos los Alpes, jajaja. Estábamos a escasos 5 minutos andando de la plaza donde se toman los remontes principales para acceder a cualquiera de las dos montañas.

En pistas:

Cuando estas en la citada plaza y mirando hacia las pistas puedes coger el remonte de la izquierda, el cual te sube al dominio de BLACKCOMB, o el “huevo” de la derecha que tarda unos 25 minutos en subirte y te lleva al dominio de WHISTLER, ambos diferentes y con mucho encanto.

Si vemos los datos de la estación pone que tiene unos 200 Km. esquiables, este dato es totalmente falso, ya que se refiere a los kilómetros de pistas, pero hay cientos de posibilidades fuera pistas lo que hace que el dominio sea prácticamente ilimitado, algo imposible en otras estaciones, donde prácticamente la nieve esta a modo de largas alfombras tendidas en la montaña y si se te ocurre salir de ellas, la nieve esta totalmente transformada o llena de piedras. Allí no!!!, puedes bajar por donde quieras, todo totalmente indicado.

Al principio te da respeto la brutal inclinación de algunas palas, y sobre todo cuando llevas puestos unos esquís de 90 de patín a los cuales no estas habituado, te metes en la entrada a la pala con mucho respeto y sacando la mítica pata de cabra, porque esperas que la nieve este dura y quieres clavar el canto, pero aquí es diferente la nieve agarra muchísimo debido a que no esta transformada y hay mucha, por lo que te confías y empiezas a bajar por palas enormes sin ningún tipo de miedo, y si te caes, no hay mayor problema, te porque esta blandito, te sacudes un poco y marchando, jajajaja.

Lo bueno que tiene esta estación es que les nieva muy asiduamente y bastante cantidad, por lo que la nieve no llega a transformarse o ventearse, además no suelen subir las temperaturas por encima del 0, y tampoco te imagines que vas a pasar un frío tremendo, en toda nuestra estancia el termómetro no bajo mas -10 grados y eso que veníamos con la mentalidad de pasar mucho frío como si fuéramos a conquistar la Antártida, para nada he pasado mucho mas frío en algunas ocasiones en los Alpes, axial que desmitificar la idea de Canadá (Whistler) = frío extremo, al fin de al cabo el pueblo de Whistler esta a 600 mts sobre el nivel del mar y a unos 200 Km. del pacifico, la cota máxima son unos 2500 mts.

Una visita obligada es al “Mega huevo” que encontramos en la estación denominado, Peak to Peak, es el teleférico con mayor distancia entre pilonas del mundo, ¡¡¡3 Km.!! y un recorrido total de 4.4 Km. a una altura máxima de 435 mts, tarda unos 11 minutos en realizar el trayecto que te llevara desde la Whistler a Blackcomb volando sobre las nubes sin necesidad de tener que bajar hasta la plaza del pueblo y luego coger otro remonte, en cuyo itinerario tardarías muchísimo mas, como curiosidad hay algunas cabinas del teleférico que tienen un pequeño suelo de cristal en el centro por donde podrás observar el paisaje desde lo alto, todo se ve como si fuese una maqueta, ¡espectacular!

Una vez pasado el Peak to Peak, estaríamos en el dominio Blackcomb, donde la estación bajo mi punto de vista esta mas salvaje aun, con muy buenas palas de fuera pista, preciosos bosques, y unas pistas estupendas, por eso hay una zona que se llama el Seven Heaven, por algo sera.

Dentro de las mejores pistas de la zona de Whistler están las que se acceden en el remonte Symphony Express, que te lleva a una zona con buenísimas pistas entre las que destaca la pista Harmony, simplemente maravillosa.

Desde esta zona nos armamos de valor, nos pusimos esquís al hombro y empezamos a subir por un camino el cual nos daba acceso al espectacular parque Garibaldi, después de una ascensión de unos 20 minutos, llegamos a la cima jadeantes pero mereció la pena sin duda ya que pudimos ver una de las mejores vistas de la estación y todas sus míticas montañas, entre ellas el pico Blackcomb.

Desde este punto del parque bajamos un fuera pista prácticamente sin rayar donde pudimos gozar de una de las mejores nieves.
El parque Garibaldi, es una reserva natural muy importante y por lo tanto esta constantemente patrullada, uno de estos Patrols nos indico por donde deberíamos bajar para no tener ningún problema, es increíble lo vigilado que esta toda la estación en general, sobre todo al final del dia que hacen una intensa barrida general para que no se les quede nadie perdido en el dominio.

Uno de los días contratamos los servicios de un guía de montaña local y tuvimos la suerte de contar con el mejor guía de montaña que me he encontrado en mi vida, Luismi, que nos lo consiguió la agencia local que nos organizo el viaje (esquí Whistler), este tío hizo que nuestra experiencia allí se multiplicara por 100, nos llevo por itinerarios preciosos y en los cuales no nos hubiéramos metido nunca sino llega a ser porque el iba primero, jaja. También descubrimos con el zonas de bosque fantásticos, saltos entre rocas, canales de hielos, en fin un montón de rinconcitos con encanto o como el los denomina “Material deportivo”.¡¡Gracias Luismi!!.

En definitiva una estación para descubrir con tranquilidad y muchas ganas de ir experimentando, en la que nunca nos aburriremos y siempre habrá algo nuevo que nos impacte, ya sea por el paisaje, la abundancia de la nieve, o lo divertido de la bajada.

Por cierto una cosa que no puedo dejar de hacer mención es la extraordinaria educación de todo los trabajadores de la estación que te reciben con una cordial sonrisa y un buenos días, una cajita de kleenex para limpiarte y por supuesto lo respetuosa que es la gente, en las colas de los remontes se forman colas perfectamente organizadas en las que nadie se cuela, ni empuja y los mas increíble, ni si quiera te pisan los esquís, deberíamos tomar mucha nota.

Las excursiones:

La agencia esquí Whistler, nos preparo dos divertidas excursiones, una de ella a una fabrica de cerveza local, donde nos enseñaron todo el proceso de fabricación de la cerveza Whistler, fabricada con varios tipos de cebadas y por supuesto con agua del glaciar de la zona.

Y la visita mas interesante para todo amante del deporte blanco, la fabrica de esquís PRIOR en la cual nos enseñaron de principio a final todo el proceso de fabricación de un esquí y una tabla de snow, esta visita fue tan interesante que la hemos dedicado un articulo completo, el cual podréis leer en nuestra Web (www.blackslope.es) o Facebook.

Visita a Vancouver:

Cuando se acabo nuestra maravillosa estancia en esta paradisíaca estación no podíamos dejar de visitar la ciudad de Vancouver, en ella pasamos un dia con su correspondiente noche.

La ciudad de Vancouver esta rodeada de parques y mar, muy cosmopolita, moderna y con grandes edificios, totalmente diferente a como personalmente me la imaginaba, y se ve que el dinero fluye por sus calles en forma de increíble coches de primeras marcas, tiendas de ropa de las mejores firmas y un gran trasiego comercial.

Por la noche es una ciudad con muchísimo ambiente donde las limosinas se mueven a sus anchas y la gente sale de fiesta de una forma abrumadora, no dejamos de vivir la noche de Vancouver a tope sin antes habernos dado una estupenda cena, en un turístico restaurante situado en una pequeña isla muy cerca del centro y a la cual accedimos en un pequeño barquito para unas 10 personas muy gracioso, en el dicho restaurante tomamos como no podía ser de otra forma uno de los platos míticos de la zona Salmon sobre tabla de cedro, ¡¡simplemente espectacular!!.

Después de todo esto no nos quedo otra que coger un taxi para ir al Aeropuerto y tomar el avión de vuelta a Londres y posteriormente a Madrid, en el viaje de vuelta nos acompaño un tremendo cansancio y pero una sonrisa enorme de la maravillosa experiencia vivida, la cual probablemente repitamos en breve.

Esta pequeña crónica se la quiero dedicar a mis grandes amigos y compañeros de viaje:

Fernando, el cual aporto como siempre su buen hacer y madurez ante las adversidades.
Pelirrojo, un tío entrañable, siempre dispuesto y positivo.
Alboroto, simpático y gracioso donde los haya, sin duda con el los viajes obtienen otros matices.
David, nuestro motor montañero particular, siempre dando un punto de vista técnico de las circunstancias con su correspondiente lógica.
Roberto, amigo amable y comprensivo, nunca entra en la discordia y si en la concordia y si hay copillas por medio mas.
Miguelón, intenta dar lo mejor de si mismo y voluntad no le falta nunca.

También doy mis enormes agradecimientos a los miembros de Esquí Whistler:

Cesar, por tener tanta paciencia en la coordinación del viaje vía teléfono/mail y en ayudarnos absolutamente en todo el lo que estuvo en tus manos, gracias de verdad.
Thomas, por aguantarnos personalmente en los trayectos en furgoneta y contestar a nuestras mas de 1000 preguntas.
Luismi, ¡que decir de ti!, una vez conocido te prefiero antes que a Lindsay Vonn, para esquiar, eh!, sin ti no hubiéramos conocido y disfrutado la estación ni la mitad, un fuerte abrazo!!!

Muchas gracias, Juan Rodenas.

Firmado, todos los miembros de Blackslope-Ski Club.

Leave a comment